Noche roja

por - abril 14, 2019

nocherojaMillones de gotas, cayendo sobre el pavimento. Cada chapoteo, en la oscuridad, se llevó la poca paciencia que quedaba en Giorgio. No debería haber salido esa noche de casa. Pero, ¿qué era la seguridad, más que el sueño imposible del ciudadano normal? Para un guardián, las cosas no eran tan simples. Porque a las mejores alimañas les gustaba salir durante las lluvias de sangre. Y él no iba a perderse la recompensa, aunque sus zapatos se arruinaran.


Las palabras del mes de abril: sueño, millones, cada.

Muchas felicidades por los cinco años de este reto (quedan invitados a descargar el ebook recopilatorio, es gratuito). Es un gusto enorme el participar, no me había dado cuenta del paso del tiempo. Gracias por el aporte, me ha hecho escribir aún en las peores épocas de bloqueo. El tipear aunque sea unas pocas palabras, tiene un valor enorme.

También puede interesarte:

12 comentarios

  1. Estoy de acuerdo.
    Una historia interesante en pocas palabras, que despierta intriga.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola me has dejado intrigada con el microrelato te ha quedado muy bien. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Quise volver a escribir algo sangriento, esto es lo que salió en esta oportunidad. Me alegra que te gustara. Un beso.

      Eliminar
  3. ¡Hola guapa!
    Que misterioso y oscuro... me ha gustado. ¿Qué será que irá a disfrutar?
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La recompensa es económica para el protagonista, jaja. Me alegra que te haya gustado.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  4. ¡Hola! Me ha encantado la imagen que has creado en mi cabeza del guardián y ese halo de intriga al final ^^ y enhorabuena por los 5 años :D
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohh, qué bueno que hayas podido imaginártelo. Gracias por pasar.
      Un beso grande.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Gracias por pasar por acá ;) Espero que el café haya sido reconfortante.

      Eliminar
  6. Excelente! un microrrelato tiene que poner el foco en los pequeños detalles, tiene que resolver haciendo foco. En este caso, los zapatos son sagrados

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Como llego tarde,. veo estas entradas, de abril, en este caso. Muy buenos textos, un gusto poder leerte ahora de manera fluida.

    Un abrazo

    ResponderEliminar